El Dr. Hans-Heinrich Reckeweg (Alemania,1905-1985) desarrolló el concepto de enfermedad como un fallo en los mecanismos defensivos o “reguladores” del propio organismo. Comprobó cómo determinadas sustancias que provienen del exterior o incluso procedentes del propio organismo (toxinas u “homotoxinas”), se van acumulando en el organismo. Cuando se sobrepasa la capacidad de éste para eliminarlas, aparece la enfermedad. Para el Dr. Reckeweg, restablecer el equilibrio del organismo estimulando la eliminación de toxinas y potenciando sus mecanismos reguladores, era la base del tratamiento de la enfermedad y también la forma de prevenirla.

Frecuentemente los medicamentos de Heel están compuestos por más de una sustancia activa, esto es debido a la necesidad de utilizar principios activos que se complementan para conseguir una acción determinada o cuando se quiere actuar sobre varios aspectos o síntomas de una misma enfermedad.
 
Otra característica fundamental de los medicamentos de Heel es la utilización de microdosis de sus distintos componentes lo que los hace eficaces pero sin los efectos adversos de los medicamentos convencionales.
Mecanismos de Acción
Se ha comprobado mediante estudios clínicos que la forma de actuar de los medicamentos depende de forma fundamental de las dosis de los mismos. El objetivo que se persigue al utilizar estas microdosis no es que el medicamento realice su acción directamente en el organismo, sino que actúe como “estimulador” de los recursos del propio cuerpo. Hoy día, éste mecanismo de “biorregulación” está bien establecido y se puede describir el mecanismo de acción a partir de datos obtenidos en estudios de investigación.

Los componentes de medicamentos Heel en microdosis ejercen un efecto sobre el sistema inmunitario, estimulando la diferenciación de las células de defensa llamadas “linfocitos reguladores”. Estos linfocitos reguladores liberarán proteínas mediadoras que serán las que ejerzan su acción a nivel, por ejemplo, de la inflamación. Este es el mecanismo de acción de Traumeel.
 
En otros medicamentos como son Euphorbium y Engystol, el mecanismo de estimulación del sistema inmunitario también está bien descrito, mejorando así la respuesta del organismo frente a las infecciones.

A pesar de que la eficacia de los medicamentos Heel es conocida desde hace años, la vocación científica de la empresa Heel, nos lleva a seguir investigado sobre nuestros productos, por lo que cada vez se puede describir mejor los mecanismos de acción. En Vertigoheel, por ejemplo, se ha podido incluso grabar la imagen de la mejoría en la microcirculación después del tratamiento.
Copyright © Heel España. Todos los derechos reservados Política de Cookies