Alteraciones metabólicas

Alteraciones metabólicas

Las enfermedades metabólicas más frecuentes son las dislipemias (cifras elevadas de colesterol y/o triglicéridos), obesidad, diabetes y la hipertensión arterial. Ello incrementa el riesgo de un ataque cardiovascular.

Estas alteraciones metabólicas son el resultado de una combinación entre la predisposición genética y un estilo de vida sedentaria y con una dieta inadecuada. Esta situación es la que dispara la cascada de alteraciones en el metabolismo. Por tanto, la primera medida de prevención será la modificación del estilo de vida:

  • Mejorar la alimentación: aumentando el consumo de frutas, verduras y hortalizas; controlar el consumo de azúcares y sal. Evitar los alimentos fritos y el exceso de grasas
  • Beber agua y limitar el consumo de refrescos azucarados y alcohol
  • Hacer ejercicio regularmente y evitar el sedentarismo
  • Mejorar la calidad del sueño, respetando unos horarios de sueño

Papel de los probióticos en el tratamiento de las alteraciones metabólicas

Una nueva aproximación terapéutica que cada vez tiene más evidencia científica en alguna de estas alteraciones metabólicas, como colesterol, triglicéridos y obesidad, es el uso de probióticos. Los probióticos actuarían a diferentes niveles y pueden constituir un tratamiento complementario valioso en el manejo de las diferentes alteraciones metabólicas.

Para ofrecerte un servicio mejor, Heel usa cookies. Si continúas, asumimos que aceptas las cookies de todos los sitios web de Heel. Política de Cookies