Dermatitis atópica y verano

La dermatitis atópica es una enfermedad crónica que cursa en brotes con lesiones que pican y que se entremezclan con signos de rascado. Con predominio familiar, esta dolencia suele asociarse a una piel seca que se irrita con mucha facilidad.

Cuida la piel en verano

La dermatitis atópica recupera protagonismo en verano con los problemas que conlleva la sudoración excesiva y su efecto sobre las lesiones eccematosas. Aunque la dermatitis atópica se presenta con mayor fuerza con los cambios de estación, los especialistas afirman que en verano la piel se encuentra mucho menos seca y con picor leve. No obstante, esto no significa que no haya que tener cierto cuidado de la piel, sobre todo la de los niños, que presentan los síntomas más intensos. En verano, lo que desfavorece a la piel no es tanto el cloro de la piscina sino estar en remojo durante mucho tiempo, ya sea en agua salada o dulce. Por tanto, es necesario cuando se sale del agua aplicar una crema emoliente, principalmente que contenga ectoína por su poder frente a la pérdida de agua transepidérmica. Después del baño en la playa, aclarar con agua dulce.

Pero en verano, los pacientes con esta enfermedad de la piel, también deben tener en cuenta que el aire acondicionado puede secar la piel. Los cambios bruscos de temperatura también pueden producir daños en la dermis. En esta época del año hay que asegurar el uso correcto de protección solar y es necesario comprobar que las cremas con factor solar que se utilizan son adecuadas para pieles sensibles.

Tratamiento de la dermatitis atópica

Dermaveel crema constituye un tratamiento eficaz, sin corticoides ni parabenos, compuesto por ingredientes naturales (ectoína, extracto de corteza de avellano y crema lamelar), que aborda todos los síntomas asociados a la dermatitis atópica y otras dermatosis, como:

  • Prurito
  • Inflamación
  • Xerosis

Dermaveel es bien tolerado, apto para su uso en niños y apto también para cuello y cara; de fácil aplicación y rápida absorción; sin conservantes ni colorantes; sin perfumes ni aceites minerales. Se recomienda aplicar, principalmente, en las localizaciones y lesiones frecuentemente afectadas por la dermatitis atópica de leve a moderada: cara, cuello, muñecas, ingles, flexura de rodilla, flexura de codo, cara anterior de las piernas o tobillos.

Piel saludable y flora intestinal

La causa de la dermatitis atópica parece radicar en un defecto en la función de la barrera de la piel. Este defecto en la función defensiva permite que irritantes y otras sustancias penetren en la piel e induzcan una respuesta inmunológica anómala. Cada vez más investigaciones ponen de manifiesto el papel que las bacterias que habitan en el intestino juegan para el desarrollo óptimo del sistema inmunológico y la relación que tienen con la aparición o no de enfermedades alérgicas. Se ha visto cómo los niños con dermatitis atópica tienen una microbiota intestinal o flora intestinal diferente a la de los niños sin esa afección.

Un estudio publicado en enero de 2018 en la prestigiosa revista JAMA Dermatology demuestra la eficacia de una mezcla de cepas probióticas: Bifidobacterium lactis CECT 8145, Bifidobacterium longum CECT 7347 y Lactobacillus casei CECT 9104 en el tratamiento de la dermatitis atópica moderada, reduciendo:

  • La intensidad y duración de los brotes
  • La extensión e intensidad del eccema
  • El uso de corticoides tópicos

Más info del estudio en: https://jamanetwork.com/journals/jamadermatology/fullarticle/2661596

HeelProbiotics es la nueva línea de simbióticos (probióticos con prebióticos) de Laboratorios Heel España que cuenta con productos específicos para cada perfil de paciente. Además, han demostrado ser capaces de restablecer la microbiota intestinal ayudando a mantener un estado de salud óptimo.

Más información en www.heelprobiotics.es

Para ofrecerte un servicio mejor, Heel usa cookies. Si continúas, asumimos que aceptas las cookies de todos los sitios web de Heel. Política de Cookies

Acepto